martes, 11 de septiembre de 2007

!Hablen sombras!

-¿Tienes a las dos?
-Si mi Señor, las dos están ahora en la sala.
-¿Tuviste algún inconveniente?
-Si mi señor, un conocido de la ramera salió a defenderla
-¡Que! Malditasea ¡¿qué demonios hiciste?! Te conozco Turambar, no habrás…
-!No¡ Claro que no mi Señor, solo hice que se desmayará, esa estocada no produce la muerte.
-Eso espero…eso espero…Nuestro señor Iluvatar no aceptaría que enviáramos almas a sus estancias, ese no es nuestro deber, ahora llévalas ante el Contramaestre para que las prepare y las vista, mañana antes del Laudes debemos comenzar.