martes, 11 de septiembre de 2007

Sthefa: los recuerdos mas antiguos

Con el proyecto casi terminado, solo hace falta un código de acceso, es la llave de seguridad para que nadie mas entre al servidor, para que nadie pueda crakear el programa... ¡cuántas claves tengo en mi cabeza!...

Desde el correo electrónico, hasta las cuentas bancarias, pasando por cada aplicación de software que ha programado, cada proceso de teclado tiene un código de acceso. Una vez intentó usar una sola clave para todo sus procedimientos pero entendió que esto haría muy frágil el sistema de la compañía...

-¿Cuál clave me invento?...

Pensó Sthefa.

La clave será "Fabio", por el cantante de baladas que tanto le gustaban a mi mamá, por el nombre de ese hermanito mayor que nunca nació, el embarazo que mi madre perdió a los siete meses y del que yo simplemente soy un reemplazo temporal...

Tecleó F-A-B-I-O, esperó diez segundos conteniendo la respiración y presionó Enter...