domingo, 30 de septiembre de 2007

Voz, Madre

Mientras estaba en la puerta, fueron segundos llenos de dudas, y ala vez se atormenta con los recuerdos y quizases, que posiblemente pudieron ser y nunca fueron.
Pero ahora le es posible observar que por aquel pasillo hay muchas puertas, algunas son oscuras y dan una extraña sensación de miedo, y otras son claras, pero no se siente nada.
Shanny empieza a escuchar murmuros, trata de escuchar y entender algo, pero es como si hablaran otra lengua. Él sigue intentando oír, y descubre que esa voz le es familiar
-! Es la misma voz... que me ayudo, y es la voz que siempre he escuchado pero...
! No entiendo ¡voz, voz
-¿Qué ocurre?
-Tu eres la voz que rondaba en mi cabeza, y tu estabas hablando hace un rato, erres tu.
-Si yo estuve hablando, y tú has sido el único que me ha escuchado. Creo que eres uno de los pocos hombres del planeta, que tiene ambiciones, con un valor "humano" y sabes bien que para llegar hasta donde quieres llegar, debes enfrentar muchos obstáculos y sacrificios, tu los vas realizando y saltando, honestamente. Realmente te esfuerzas por alcanzar tus lejanas metas.
-Yo soy... Todo eso?
-Nunca lo dudes, pero si, es por eso te encontré. Para fortuna mía y desdicha tuya.
-¿por qué desdicha mía?
-En el momento en que dispones tus oídos a mi voz, te conviertes en una ficha
-...o sea tu manejas mi vida?
-yo puedo manejarte o guiarte, como lo quieras ver. Pero ten por seguro que si mi objetivo es mandar sobre ustedes, ¿Qué sentido tendría su existencia?
-¿desde cuando me guías?
-desde que empiezas a oír mi voz. Escucha debes seguir tu camino mas adelante veremos que ocurre ahora debo irme.
Shanny cruza la puerta y la luz roja desvanece.
Al parecer todo es normal y esta en la entrada de su casa materna.
No sabe lo que siente, pero...
-Mama. Mamá?
Sube corriendo por las escaleras, sus juguetes están por todas partes. La tele del cuarto de su madre esta prendido. Mira el reloj de pared y son las 4:00pm. Shanny recuerda que a esa hora esta en la cocina, así que Shanny baja y ve a su madre tan hermosa como siempre. Cocinándole postres. Pero no entiende por que él esta ahí, como un niño
-Tal vez estoy en el pasado?
Mamá puedes verme? mientras se le acomodo al frente.
Pero ella no lo ve.
Es así como sube a su cuarto sintiéndose como un fantasma, tal vez como el fantasma que siempre ha sido desde la muerte de su mamá.
Al estar en su cuarto mirando sus cosas. Va viendo pasar su vida. Hasta el momento en que en el mes de septiembre conoció a una mujer que mas adelante seria quien marcara su destino