domingo, 16 de septiembre de 2007

otro nocivo y jodido dia

son las 4 de la mañana, una fuerte luz deslumbra los ojos de mayra y sthefa; un hombre encapuchado las golpea y las obliga a salir a dar un "paseo", ellas acceden sin decir una sola palabra. Con sus ojos vendados el par de chicas salen, no saben a donde pero el fuerte frio de esta madrugadora ciudad hace que inmediatamnete les duelan las piernas. De los ojos de mayra salian unas lagrimas que se perdian en el recoveco de sus lamentos, no sabia que hacer, sentía un fuerte maraña de dudas y sus pensamientos solo eran hacia la muerte, la sentia cerca, muy cerca. Al contrario, sthefa estaba calmada, resignada, dopada, solo se oia su agitada respiracion al caminar. Despues de caminar p0or casi 4 horas llegan a una bodega abandonada, un hombre las esperaba, era de apariencia ruda y basta, tenia los ojos azules y profundos, su pelo blanco era un poco sucio y su vestimenta era negra, parecia estar de luto y daba tristeza y miedo mirarlo.

Las mujeres llegaron, les quitaron la venda de los ojos y cuando aquel hombre salio a la luz sthefa empezó a halarse sus cabellos con mucha fuerza, se retorcio en el piso presa de una furia descomunal, vociferaba frases inconclusas:-¿por qué maldita sea?...¿por qué tú?...¿por qué aquí?...matame de una buena vez. Mayra la miraba con los ojos muy abiertos y vió como su mejor amiga capturada por el terror perdia su conocimiento y se desvanecia en un profundo sueño, en un evasivo sueño.