jueves, 6 de septiembre de 2007

LECTOR: Jorge Echeverry

Vía mail el lector Jorge Etcheverry nos aporta el siguiente mensaje:

A lo mejor en una de éstas los guerrilleros del país, si la novela pasa en
América Central donde todos los países (casi) son colonias americanas, hace
volar a esos personajes con una bomba, se acaba la historia. Esos personajes
no me gustan, no me calientan, no puedo empatizar con ellos.

JE

2 comentarios:

Anónimo dijo...

¿Quien dijo que todo lo que hacemos debe agradarle a los demas?
a caso hacemos lo que hacemos solo para que los demas se sientan bien o para satisfacciòn propia.
Desde un principio se dijo es un Juego.
Pues juguemo haber hasta donde llega.
Es posible que màs adelante en otra oportunidad o en esta misma la historia de un vuelco que nadie se imagina. los personajes pueden sorprender.
eso depende de cada autor.

Felipe Chavez dijo...

bien, esa es la actitud... estoy de acuerdo en que no vivimos para agradar, por el contrario, la Palabra es expresión de inconformidad con el mundo, entonces para qué pedir que le agrademos a los demás...

sigamos jugando, la historia toma matices interesantes